sábado, 4 de febrero de 2012

Call me.
Call me, call me, call me, call me, call me, call me, call me, call me, call me..
Las 24 cuatro horas del día al lado del telefóno esperando a que te preocupes por mi y me llames, las 24 hora del día esperando una llamada que parece que no va a llegar nunca, y la paciencia se me agota, las 24 hora del día siendo positiva, y cuando pasan las 24 horas del día más 1 hora del siguiente día, aparece esa llamada que tanto esperaba, pero llega tarde..Y me pregunto una y otra vez.. ¿Tanto le habría costado llamarme un segundo para decirme que no puede hablar y que mañana me llama? ¿Tanto? que encima tengo que estar yo detrás de él, para recibir esa llamada, y al final cuando llega hacer como que nada a pasado, pues esta vez no, no voy a ser yo la única tonta que le este llamando cada dos por tres, voy a esperar a que me llame él, y si, sufriré en el intento, pero yo viendo su repuesta, no le volveré a llamar más, esperaré a una llamada suya, o a un mensaje, pero por lo tanto, guardaré las esperanzas, y esperaré. 

4 comentarios:

  1. hola...
    hermosa entrada...
    se lo que se siente... u.u
    te sigo...!!!!
    besos

    ResponderEliminar
  2. hola... pasaba de nuevo para decirte que tienes un premio en mi blog..
    besos =)

    ResponderEliminar